TUS GOTAS

Alguna vez me has tenido que ver
porque te he mirado a tus ojos de mar.
Alguna vez, yo, te he visto,
te he visitado en toda tu geografía marina.
Iba con mi familia tritona,
con mis amigos tritones
surcando tus aguas maravillosas.
Lo sé.
Sé cuan maravillosas son.
Vi unas gotas extranjeras,
extrañas,
mas no tan maravillosas.
Tus gotas no son gotas,
tus gotas son lágrimas,
son rocío de un amanecer
en los azules pétalos de tu nombre.

This entry was posted in Libre. Bookmark the permalink.