CAMINO DE VUELTA

Pronto se verá en camino
de vuelta,
las calles vacías y frías
seduciendo
a vivos y muertos
a los lados.

Y allí estará él, llorando.
Y no sabré qué decirle.
Quizá le agarre de la mano
para que me sienta cerca.

This entry was posted in Libre. Bookmark the permalink.