PLATO Y PLATO

No sé si quieres saber
que de tan alto sufrimiento
sé distinguir
entre plato y plato
frío,
entre Lucifer y Belcebú,
entre la parte más baja del mundo
y la más alta del universo.
Lo sé. Parece fácil.
Pero en el momento
que todo desaparezca
desaparecerán también las cosas menos importantes.
Y todo será más suave.
Las relaciones se podrán cambiar
como cambiábamos las canicas
cuando éramos pequeños.
Me gustaban las que eran transparentes.
Cuando lo más importante
del mundo
eran las canicas…
Demasiado sufrimiento
ente plato y plato,
demasiadas hojas secas.

This entry was posted in Libre. Bookmark the permalink.
  • estrella de Campoamor

    Hola Carlos!!!!!!!!
    Muy buen poema, cariño!!!!!
    En la dificultad de la vida nos encontramos, a veces no es fácil distinguir lo que nos ocurre, lo que nos da o nos quita, si es mejor así o no, si podemos cambiar algo… Como tus canicas de pequeño. Dejando atrás esas hojas secas, lo antes posible. De lo que estoy segura es que siempre hay que disfrutar de cada momento que vivimos, siempre.
    Un abrazo inmenso lleno de ternura y mi sonrisa para ti!!!!!!!! Cuídate mucho, vale?!

    Me es casi imposible comentarte cariño, con este sistema.