EL SENTIR DE LA SOLEDAD

El sentir de la soledad,
de los besos rotos,
de los largos paseos
a escondidas.

El sentir
de los sentimientos desordenados,
de las miradas que no valen nada,
de las jaquecas después de las risas.

El sentir de los cristales rotos,
de las canciones cantadas con pena.
El sentir del qué más da,
de las ternuras pasajeras.

This entry was posted in Poema Estrófico. Bookmark the permalink.